Complejo de inferioridad. Está en tu cabeza


El “complejo de inferioridad”, planteado por Alfred W. Alder psicoterapeuta austriaco y colaborador de Freud, como el sentimiento por el que una persona se siente de menor valor que los demás, algo que normalmente sucede de forma inconsciente y que lleva a estas personas a sobrecompensarlo. Y la necesidad de sobrecompensación tiene sus consecuencias.

Un sentimiento “normal” de inferioridad puede actuar como motivación para alcanzar objetivos (si sé que soy menos inteligente que mis compañeros decidiré estudiar más horas), mientras que un complejo es un estado avanzado de desánimo y evasión de las dificultades.

¿Qué es un complejo?

Un complejo es un pensamiento irracional o una idea distorsionada que tenemos de nosotros mismos; y por más equivocada que sea, la creemos a pie juntillas y actuamos en concordancia con ella, como si fuera cierta.

Este pensamiento irracional nos lleva a creer que somos peores que los demás seres humanos. Más pequeños, más débiles, más feos, más torpes, menos capaces, más inútiles. Pero…¿qué tiene esto de cierto? ¿cómo se instaló esa idea en nosotros?

Entenderlo te ayudará a superarlo

Entender cuáles son sus causas te ayudará a superarlo. La causa aparente suele ser que crees que eres inferior a alguien en un aspecto particular: eres calvo, no tienes dinero, tienes poca formación, no hablas idiomas, estás rellenito…sin embargo, la causa real no tiene que ver con eso y sí con la percepción e interpretación que haces de la realidad y de las situaciones.

Con un complejo de inferioridad te dirás a ti mismo frases como “no tienes talento” o “ellos son mejores”; es decir tendrás una voz interna que te sugiere pensamientos negativos y de la que probablemente no seas consciente.

También puede que en algún momento de tu pasado experimentaras algún episodio que te llevara a pensar que eres inadecuado o de poco valor. En general estos episodios del pasado, se dan cuando hay algo diferente en ti que te hace sentirte inferior. Lo más importante es que esto sólo ocurre si tu lo sientes como una desventaja.

El verdadero complejo de inferioridad

El verdadero complejo de inferioridad ocurre cuando se cumplen estos dos puntos:

1. Siempre debes ser mejor que los demás.

2. Crees que eres peor que los demás: un pensamiento irracional que no está basado en la realidad.

La cuestión es que quien tiene uno de estos “complejos de inferioridad” sufre mucho. Y lo peor: actúa de forma inconsciente y desesperada, bien para reafirmar la pobre opinión que tiene de sí mismo, o bien para demostrar que no es cierta. 

Para eliminar un complejo de inferioridad, la persona primero debe querer cambiarlo; segundo,debe iniciar una terapia psicológica para identificar el origen de este cuadro, comprobar cómo limita su vida y trabajar para llevar a cabo la modificación de conducta que aumentará la toma de confianza en sí mismo y fortalecerá su autoestima.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s